"Envío a domicilio con costo adicional. Retiro en bodega gratuito en Vitacura, lun-vie 10-21 hrs, sáb-dom 12-21 hrs."

0

Tu carrito está vacío

¡FESTÍN CANINO!

Helado Refrescante de Chía y Fruta

LA CHÍA EN LA NUTRICIÓN CANINA

Es importante considerar que muchos alimentos comerciales para perros son altos en omega-6 debido a los ingredientes procesados que contienen. Una dieta alta en omega-6 conduce a un desequilibrio en la proporción óptima entre ácidos grasos omega-6 y omega-3, lo que puede causar inflamación en el organismo de los perros a largo plazo. Por lo tanto, es crucial revisar la dieta diaria y agregar alimentos ricos en omega-3, como la chía que contiene este ácido graso de origen vegetal, para ayudar a equilibrar esta deficiencia y contrarrestar los efectos inflamatorios.

¡Recuerda siempre consultar con tu veterinario antes de realizar cambios en la alimentación de tu perro para garantizar que se cumplan sus necesidades nutricionales y evitar posibles problemas de salud!

DESCUBRE LOS BENEFICIOS DE LA CHÍA PARA TU PERRO

La chía es una excelente fuente de nutrientes para los perros, ya que contiene ácidos grasos omega-3, proteína, fibra y antioxidantes. Estos nutrientes proporcionan diversos beneficios para la salud de los perros, como ayudar a mantener piel y pelo saludables, mejorar la digestión y apoyar la salud cardiovascular. La chía también puede ayudar a reducir la inflamación y cuidar las articulaciones, así como contribuir al desarrollo y mantenimiento de órganos vitales como los ojos y el cerebro. Además, brinda energía y vitalidad a nuestros peludos amigos.

Si decides darle semillas de chía a tu perro, es importante seguir algunas pautas:

  • Primero, realiza una introducción gradual en su dieta para asegurarte de que la tolere bien.
  • Es recomendable remojar las semillas de chía en agua antes de dárselas a tu perro para facilitar su digestión.
  • La cantidad de chía a alimentar dependerá del tamaño y peso de tu perro, así que comienza con una pequeña cantidad y observa cómo reacciona.
  • Puedes incorporar la chía en la comida regular de tu perro, ya sea mezclándola con su alimento seco o húmedo, o espolvoreándola sobre los alimentos caseros que prepares para él.
  • Recuerda que cada perro es único, por lo que es fundamental consultar a tu veterinario antes de hacer cambios en su dieta.

      RECETAS CON CHÍA PARA TU PERRO

      Prepárale estas deliciosas recetas con chía para consentir a tu perro:

       

      GALLETAS DE CHÍA Y MANTEQUILLA DE MANÍ

      INGREDIENTES

      • 1 taza de harina de trigo integral
      • 1/4 taza de harina de avena
      • 1/4 taza de semillas de chía SOW
      • 1/4 taza de mantequilla de maní natural
      • 1 huevo
      • 1/4 taza de agua

      INSTRUCCIONES

      1. En un tazón, mezcla todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea.
      2. Precalienta el horno a 180 °C.
      3. Con las manos, forma pequeñas galletas y colócalas en una bandeja para horno forrada con papel de hornear.
      4. Cocina las galletas durante 15-20 minutos aproximadamente, o hasta que estén doradas y firmes al tacto.
      5. Retira del horno y deja enfriar.

      ¡Listo! Ahora tu perro podrá disfrutar de unas deliciosas galletas nutritivas.

      ¡No olvides probarlas tú también!

       

      HELADO REFRESCANTE DE CHÍA Y FRUTA

      INGREDIENTES

      • 1 plátano maduro
      • 1 taza de yogur natural o griego sin azúcar
      • 1 cucharada de semillas de chía SOW
      • 1/2 taza de berries congelados (frutillas, arándanos, frambuesas, etc.)

      INSTRUCCIONES

      1. En una licuadora, agrega todos los ingredientes y mézclalos hasta obtener una consistencia suave y cremosa.
      2. Reparte la mezcla en moldes de silicona o cubeteras de hielo.
      3. Congela al menos 2 horas o hasta que el helado esté completamente sólido.
      4. Retira del congelador y ofrece a tu perro este nutritivo y refrescante helado.

       ¡Tu perro disfrutará de este dulce y refrescante regalo!


      BOCADITOS DE CALDO Y CHÍA PARA PERROS

      INGREDIENTES

      • 500 ml de caldo de pollo o vacuno (sin condimentos ni concentrados, preparados a partir de huesos vacunos o carcasa de ave)
      • 3 cucharaditas de semillas de chía SOW

      INSTRUCCIONES

      1. En un recipiente, coloca el caldo de pollo y las semillas de chía SOW. Deja remojar durante 30 minutos, permitiendo que absorban parte del líquido.
      2. Vierte la mezcla en moldes de silicona o cubeteras de hielo según tu preferencia.
      3. Deja los moldes en el congelador unas 2 horas o hasta que estén firmes y sólidos.
      4. Retira del congelador y desmolda los bocaditos de caldo y chía con cuidado.

      ¡Listo para servir! Tus perros podrán disfrutar de unos bocaditos refrescantes y nutritivos.

      Recuerda siempre consultar a tu veterinario antes de introducir nuevos alimentos en la dieta de tu perro, especialmente si tiene alguna condición de salud o alergias. ¡Celebremos juntos a nuestros perros y su amor incondicional en este día especial!


      Suscríbete