"Envío a domicilio con costo adicional. Retiro en bodega gratuito en Vitacura, lun-vie 10-21 hrs, sáb-dom 12-21 hrs."

0

Tu carrito está vacío

CÓMO LA CHÍA PUEDE PREVENIR EL RIESGO DE ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

Fibra de Semilla de Chía

 

Cada año, en el mes de agosto, se conmemora en Chile el Mes del Corazón, invitándonos a reflexionar en torno a la importancia de cuidar nuestra salud cardiovascular, tomar conciencia sobre las diferentes patologías cardíacas que nos pueden afectar, y conocer las medidas que podemos tomar para prevenirlas. En este blog te contamos cómo la chía, considerada un superalimento, se convierte en  un gran aliado para prevenir este tipo de patologías!

Conversamos con Loreto Muñoz, Doctora en Ciencias e Ingeniería de los Alimentos y académica de la Universidad Central de Chile, sobre un estudio reciente que ha realizado con la colaboración del Dr. Rodrigo Valenzuela y la estudiante Camila Cisternas de la Universidad de Chile, donde investigaron los efectos de la fibra de las semillas de chía en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Cuéntanos Loreto, ¿en qué consistió la investigación?

Una dieta rica en grasas, como es de esperar, induce muchos problemas de salud, entre ellos el síndrome metabólico, que representa un alto riesgo cardiovascular. Aunque este riesgo está relacionado con múltiples factores: condiciones genéticas, consumo de alcohol, sedentarismo y otros, uno de los más importantes es la dieta. Quisimos investigar el efecto de la fibra, especialmente la fibra de chia, en estos factores de riesgo.

Para este propósito, tuvimos tres grupos de ratones: el primero, de control, con una dieta normal, y otros dos grupos con una alimentación alta en grasas. Al tercer grupo, además se les dio como suplemento harina de chía, una harina rica en fibra.

En este estudio en particular observamos que cuando incorporamos harina de chía, su fibra no sólo atrapa colesterol y la glucosa (azúcar), sino también los triglicéridos, impidiendo que éstos sean absorbidos y, a lo largo del tiempo,  produzcan síndrome metabólico, hígado graso y enfermedades cardiovasculares.

Además, la dieta rica en harina de chía provocó un aumento de los niveles de Omega-3. Es importante considerar que la harina de chía mantiene aproximadamente un 10% de aceite, por lo que un 5% a 6% de esta harina corresponde a Omega-3. Esta pequeña cantidad de Omega-3, en conjunto con la fibra dietética, contribuye a prevenir la inflamación y oxidación de las células, a reducir el colesterol y, en términos generales, a mejorar la salud.

¿Sabes que en SOW tenemos una Harina de Chía única? A diferencia de otras opciones que son simplemente semillas molidas, nuestra Harina de Chía se destaca por su alta concentración de fibra. Además, es vegana, libre de gluten y apta para una dieta keto.


¿Cómo se explica el aporte de la fibra de la chía en la salud cardiovascular?

La chía tiene un porcentaje muy alto de fibra, que supera el 50% de su composición. Estas semillas tienen dos tipos de fibras: soluble (fibra que se disuelve en agua) e insoluble (fibra que no se disuelve en agua). La fibra insoluble ayuda a la digestión, pero la fibra soluble tiene una particularidad mucho más interesante. La fibra de chía se destaca por su capacidad de absorber agua, alrededor de 30 veces su peso en este líquido. Gracias a su capacidad de absorción, al ingerirla hidratada:

  • La fibra ocupa gran espacio en el estómago, aumentando la sensación de saciedad.
  • Como la fibra soluble es consumida y fermentada en el intestino grueso por los organismos benéficos presentes (nuestra microbiota intestinal), tiene un efecto probiótico.
  • Además, si esta fibra es consumida junto con un alimento que contiene colesterol, grasa o azúcar (como glucosa o sacarosa), mantiene encapsulados estos elementos hasta el final del proceso digestivo, eliminándolos del organismo a través de las heces, evitando que sean absorbidos y contribuyendo a prevenir enfermedades ligadas al hígado y corazón.

Éstas son características esenciales que diferencian a la fibra de chía y ¡que la hace tan interesante!  En el caso de otras fibras, las enzimas digestivas y el pH del estómago rompen sus estructuras a lo largo del tracto intestinal. En cambio, la fibra de chía mantiene su viscosidad y estructura.

En resumen, la fibra de chía se destaca por su capacidad de absorber agua y formar una estructura que atrapa nutrientes dañinos como el colesterol, grasa y la glucosa (azúcar), y luego mantenerlos encapsulados hasta su excreción, contribuyendo a prevenir enfermedades ligadas al hígado y corazón. Además, tiene un efecto probiótico.


¿Cómo se puede consumir esta fibra de chía para que tenga el efecto deseado? ¿Es tan simple como echar semillas sobre un yogurt? ¿O hay que prepararlo de alguna manera en especial?

Lo ideal es hidratarla. La capa externa de la semilla en contacto con agua se transforma en una sustancia gelatinosa conocida como mucílago. Esto es lo que comúnmente se llama “activación”.

Lo deseable sería hidratarla unos treinta minutos  antes de su consumo. Sin embargo, como en el estómago hay diversos líquidos, y la comida demora unas dos horas en digerirse, también se puede producir la activación dentro de tu cuerpo. Lo importante es, si consumes éstas semillas sin hidratarlas previamente, como en una galleta, en un yogurt o en una ensalada, siempre consumirlas con mucho líquido. De esta manera, logramos que efectivamente se forme el mucílago, que es la estructura encargada de retener estos elementos nocivos (grasa, azúcar) en nuestro intestino.


Pensando en que los chilenos consumen poca fibra ¿Cuál es la recomendación de consumo?

En la última década, se ha reconocido la real importancia de la fibra dietética a nivel mundial. Hay muchos alimentos que la contienen, pero la población no sabe qué alimentos son ricos en fibra y porqué es tan importante.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo de entre 25 a 30 gramos de fibra dietética al día, por lo que consumir 50 g de Semillas de Chía o 30 g de Harina de Chía al día, cubre el requerimiento nutricional diario.


¿Existe alguna contraindicación de consumo?

No hay restricción para comenzar a consumir harina de chía, no hay contraindicaciones conocidas ni para embarazadas ni adultos mayores o niños. Sin embargo, es mucho mejor si se incorpora desde temprana edad, para construir el hábito de consumo.

Dado los notables beneficios que la harina de chía puede brindar a la salud cardiovascular, te animamos a incorporarla en tu dieta diaria. Con su capacidad para encapsular y eliminar componentes dañinos, junto con sus propiedades probióticas y antioxidantes, la Harina de Chía SOW se convierte en una valiosa herramienta para mantener tu corazón saludable.


*Cabe destacar que la presente investigación fue realizada en colaboración con el doctor Rodrigo Valenzuela de la Universidad de Chile, dando origen a una tesis de Magister en Nutrición titulada “Efecto de la ingesta de harina de semilla de chía rica en fibra en la reversión de la esteatosis hepática y otras alteraciones metabólicas inducidas por una dieta alta en grasa en ratones” desarrollada por la estudiante Camila Cisternas.

 


Suscríbete