Cardiovascular

Tener hábitos alimentarios sanos, una dieta reducida en grasas saturadas y colesterol, un alto consumo de frutas y verduras junto con una práctica regular de ejercicio físico te ayudarán a mantener el colesterol en un nivel adecuado, reduciendo el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

El consumo de ácidos grasos omega-3, fibra dietaria, esteroles vegetales y antioxidantes, contenidos en los productos SOW®, se encuentra asociado con la disminución no solo del colesterol, sino también la tensión arterial, de los indicadores de inflamación (proteína C reactiva) y de coagulación, todos ellos factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares

CUIDA TU CORAZÓN:

Suscríbete